Fundació Acollida i Esperança

Fundació Acollida i Esperança
tiene 31,17€ en aportaciones
¡Colabora con tu gesto solidario!

Fundació Acollida i Esperança

¿QUIÉNES SOMOS?
La Fundación Acogida y Esperança es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a crear espacios de acogida y atender personas que sufren exclusión social, especialmente personas afectadas por el VIH/sida sin recursos económicos, personales ni apoyo familiar.

Estas personas provienen de situaciones marginales y conforman un grupo muy diverso pero con un factor en común: su situación de pobreza y aislamiento social. La entidad hace frente al grave problema de la carencia de espacios de acogida para este sector de la población.

MISIÓN Y VISIÓN

La misión de la Fundación es promover espacios de acogida para personas en situación de exclusión social con el fin de acompañarlas y darles oportunidades de cambio, tanto en cuanto a la mejora de su calidad de vida como en su promoción como personas.

Nuestro método de trabajo se basa en el acompañamiento socioeducativo y en la promoción integral a partir de una visión centrada en la persona; de fomento de un apoyo afectivo que hace posible relaciones de confianza, afecto y comunicación que acaban favoreciendo la autoestima y el crecimiento personal; de promoción y calidad de los servicios ofrecidos para conseguir la mejor calidad de vida posible, y, finalmente, siempre teniendo en cuenta las redes del entorno social, sanitario y administrativo.

HISTORIA

Desde 1983, la Obra Social Santa Lluïsa de Marillac de las Hijas de la Caridad ofrecía en el barrio de la Barceloneta de Barcelona un servicio de acogida y de integración social dirigido a personas sin recursos que vivían en la calle. El 1990 abrió el piso de acogida Itaca para enfermos de VIH/sida en fase terminal impulsado por Sor Genoveva, hija de la Caridad, y el Padre Josep Costa Planagumà, frasciscano. El 1993 el padre Costa y un grupo de voluntarios de Itaca formó una pequeña comunidad cristiana de base que promovió, como rasgo de identidad, la acogida desde la persona y hacia la persona, y que fue el origen de la Fundación Acogida y Esperança.

Desde entonces, y durante más de una década, se abren centros y servicios hasta convertirnos en una entidad de referencia en la acogida y la atención a personas seropositivas que sufren exclusión social. A partir del año 2008 se impulsa una renovación en la organización y la gestión para adaptarla a la realidad actual, y se consolidan los equipos profesionales.