Fundación CANEM

Fundación CANEM tiene 5,76€ en aportaciones
¡Colabora con tu gesto solidario!

Fundación CANEM

Fundación CANEM

La diabetes y la epilepsia son enfermedades crónicas que requieren mucha constancia por parte de quien las padece y sus familiares. En ambos casos, el descanso por las noches se ve afectado, debido a que el miedo a que se produzca una situación complicada sin que nos demos cuenta implica un sueño intermitente cada noche. Del mismo modo, se ven comprometidas algunas actividades de la vida cotidiana.

En Fundación CANEM hemos desarrollado un protocolo de trabajo sólido, serio y llevado a cabo por porfesionales que nos permite entregar perros de alerta médica seleccionados, educados y adiestrados para alertar con antelación de las subidas y bajadas de glucosa (diabetes) y crisis de desconexión sensorial (epilepsia).

Los cachorros, siempre de la raza Jack Russell, llegan a nuestras instalaciones con dos meses y medio. En este momento comienzan su adiestramiento específico como perros de alerta médica en el que se les enseña a detectar a través del olfato la sustancia emitida por el organismo en una persona con diabetes en los minutos anteriores a sufrir una hipo o hiperglucemia o por una persona con epilepsia antes de presentar una crisis de desconexión sensorial.

Durante el periodo de formación, el cual tiene una duración de 4 meses, los cachorros viven en familias de tutela. Se trata de familias voluntarias de Zaragoza que acogen en su hogar al cachorro en formación para favorecer su educación y socialización.

Este sistema permite a la Fundación preparar cada uno de los perros y entregarlo a familias que viven en cualquier punto del territorio nacional, puesto que tras realizar el curso de entrega en Zaragoza todo el seguimiento y asesoramiento realizado por el equipo de Fundación CANEM a la familia que vive con diabetes o epilepsia que  recibe el cachorro se realiza a través de videoconferencia.

Los perros de alerta médica aportan tiempo y tranquilidad a sus familias, puesto que gracias a la detección a través de su olfato y el aviso emitido, permiten a las familias tomar medidas antes de que se presente una situación de riesgo.