be artsy

Proyecto Rato Baltin tiene 0,00€ en aportaciones
¡Colabora con tu gesto solidario!

Proyecto Rato Baltin

be artsy

En Nepal, desterrar a las niñas y mujeres que están menstruando a cobertizos o chozas es una tradición centenaria llamada chhaupadi.

Durante su período, las mujeres son consideradas impuras, sucias, contaminadas y con mala suerte. No pueden tocar a sus esposos, otros miembros de la familia, fuentes de agua, árboles frutales o ganado, entre otras muchas cosas. Algunas, solo pueden comer arroz batido y sal.

La creencia de que la menstruación es impura es tan profunda que las familias pasan por alto los riesgos extremos involucrados en la práctica.

Las temperaturas extremas exponen a las niñas y mujeres a problemas de salud, como neumonía, diarrea, infección torácica y del tracto respiratorio. Cada año, 3 o 4 mujeres mueren durante este destierro, debido a asfixia, hipotermia, mordeduras de serpientes u otros ataques de animales salvajes, y nadie sabe el verdadero número de violadas.

La práctica es apoyada por ancianos de la comunidad, esposos, suegras, curanderos tradicionales y sacerdotes que tienen una profunda influencia en la comunidad. Los aldeanos creen que permitir que las mujeres que menstrúan entren dentro de la casa de la familia enfurecerá a los dioses, lo que tendrá graves consecuencias tanto para las familias como para toda la comunidad.

Nuestra solución: el proyecto Rato Baltin, educación y copas menstruales

El Proyecto Rato Baltin es un programa de Gestión de la salud menstrual y educación sexual que tiene como objetivo erradicar esta práctica. 2019 es nuestro tercer año trabajando con trabajadores comunitarios de salud, maestros, líderes políticos y ONG locales para este fin. El proyecto es para niñas, niños, mujeres y sus comunidades. Pensamos que la educación es la única manera de cambiar estas creencias profundamente arraigadas. Con la fotografía participativa, los invitamos a hablar sobre su menstruación, ya que una parte importante del proyecto es la distribución de una solución saludable y respetuosa con el medio ambiente: la copa menstrual.

Nuestras acciones y efectividad en la primera parte del proyecto 2019 pueden consultarse en nuestro último informe. Cada niña recibe una copa y entrenamiento sobre cómo usarla. También se les da un cubo de metal (baltin) para tener agua limpia y algún lugar para hervir la copa.

Nuestro objetivo es desestigmatizar la menstruación como una función biológica normal, reducir la prevalencia de chhaupadi y mitigar sus consecuencias. A través de estos fines, las niñas y las mujeres también tienen el poder de seguir asistiendo a la escuela y ser activas en los espacios públicos.

Be artsy forma parte de la plataforma Menstrual Hygiene Day (MH Day).