ONG

Conoce a Fundación Creality

La Fundación Creality impulsa proyectos de Intervención Asistida con Animales, una técnica muy novedosa y llena de beneficios.

La base de su trabajo es la figura del Perro de Apoyo Social, por lo tanto, seleccionan, cuidadosamente a estos animales por su carácter y los entrenan en habilidades específicas.

Forman parte de Wapsi.org desde hace un tiempo y hemos entrevistamos a Héctor Serrano, co-fundador y actual Vicepresidente de la Fundación Creality para conocer más de cerca su trabajo.

¿Cuál es el principal problema al que da solución la Fundación Creality 

La fundación Creality nace del consenso de 4 profesionales experimentados de la salud, de lo social y del mundo canino, y de su inquietud por impulsar proyectos de Intervención Asistida con Animales innovadores y eficaces, que permitan mejorar la calidad de vida de personas en situación de vulnerabilidad social. Todo ello a través de los beneficios contrastados de la interacción humano-animal, siendo la base de todo la figura del Perro de Apoyo Social

¿Qué es lo que diferencia a Creality de otras fundaciones?

Nuestra piedra angular es el Perro de Apoyo Social y nuestra acción social está centrada en su interacción con las personas. El animal, previo un largo estudio, trabajo de campo y de análisis metodológico por parte de los profesionales, se presenta a las personas beneficiarias como un estímulo muy llamativo, capaz de llamar poderosamente la atención (sobre todo en entornos institucionalizados). Los profesionales aprovechamos y redirigimos esa atención para, a través de la interacción de la persona con el animal, poder trabajar de una manera descontextualizada aquellos aspectos que promocionan una mayor autonomía y mejora de su calidad de vida. Es por ello que la interacción con el perro no es casual ni se deja al azar, sino que se engloba dentro de un diseño de sesiones. 

Esto lo que nos permite es trabajar y conseguir objetivos de una manera más cálida en situaciones complicadas. El perro no es una persona y se muestra tal y como es, por lo que no hay dobles intenciones, no juzga ni compite, y acepta a las personas sin reservas. Le da igual que seas como seas, ni da lugar a engaños. Esto nos da una oportunidad terapéutica e interventiva muy potente para que las personas puedan volver a confiar en si mismos, y se inicie la chispa de cambio que le permita mejorar su calidad de vida. Es por eso por lo que, éste tipo de intervención es muy beneficioso para personas vulnerables y sobre todo niños y niñas que no tienen la capacidad cognitiva de entender determinadas situaciones negativas propias o de su entorno cercano.

¿Hay algún recuerdo o momento que destaques del tiempo que llevas colaborando con Creality? 

La verdad es que todos y cada uno de los pasos que, como equipo, hemos dado todos los integrantes de la entidad. La fundación es fruto del trabajo de querer hacer las cosas bien, y por ende vamos despacito y sin prisa, analizando muy bien lo que hacemos, en virtud de aquello que dote un mayor beneficio social e intentando disfrutar de cada paso del camino. Después de todo, nuestra labor es vocacional, y nos emociona profundamente cada paso dado, cada objetivo conseguido, cada propuesta mejorada…

¿Algún logro de la Fundación Creality del que te sientas, especialmente, orgulloso?

Aquello que a mi me hace levantar la barbilla bien alta es cada vez que conseguimos que una persona confíe en el perro, deje a un lado prejuicios y roles preconcebidos y, teniendo más o menos noción de ello en función de su cognición, sienta que por una vez merece la pena trabajar por y para si mismo, y que esté dispuesto a ello, con el apoyo y ayuda del animal, quien le acompaña en el camino. Hoy en día, echando la vista atrás y viendo el cambio y mejora que muchas personas han conseguido gracias a la interacción con el Perro de Apoyo Social, por mínima que ésta haya sido, hace que me sienta especialmente orgulloso y afortunado.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado?

Yo creo que nuestro mayor reto fue, si se me permite la expresión, «liarnos la manta a la cabeza» y comenzar a crear ésta locura desde cero que hoy se ha convertido en una entidad de ámbito nacional. Han sido muchas las horas de trabajo, reuniones hasta altas horas, muchos kilómetros hechos, puertas llamadas, visitas a hospitales, escuelas, centros, gobierno… así como quebraderos de cabeza, formación específica y profesional, etc. Ello hace que, además de la mayor o menor experiencia profesional con la que contábamos de partida, hemos aprendido y adquirido un amplio espectro de habilidades y recursos por el camino. Y es que al final, todo en esta vida es aprendizaje.  


¿Cómo ves el futuro de la terapia asistida con animales?

 Es una intervención de tipo social novedosa y eficaz, que ofrece amplios y constrastados beneficios a las personas y al conjunto de la sociedad, y que destaca por su calidez y su metodología específica. Por ende ya estamos observando cómo se va intengrando en cada vez más lugares e instituciones, y eso es muy bueno. Si bien es cierto que en éste campo aún existe mala praxis que no beneficia en nada ni a profesionales ni a personas, sino que más bien apunta al oportunismo y a la moda del momento, debemos trabajar por la consecución de una ley reguladora que permita aumentar los beneficios para la sociedad.